I LOVE BODAS

Las bodas son las niñas mimadas de mis ojos. Las trabajo a conciencia, porque me hago partícipe de la historia de amor, y eso creo, que es lo que me diferencia de muchos otros muchos fotógrafos. Os invito a conocerme de primera mano, en mi día a día con mis novios.

_MG_9481_CharlotteOdil

Félix y Paola contactaron conmigo en una primera ronda preliminar, vieron mi trabajo y por supuesto me pidieron una estimación económica.

En esos preliminares hablamos mucho de sus inquietudes y de mi forma de trabajar. Para mi una boda es un trabajo en equipo, que si se ha realizado correctamente conseguiré ese efecto que yo llamo “cristalitos en los ojos”, que consiste en emocionarse cuando se visualizan las fotos por primera vez, y si no consigo que la persona, se ilusione o se emocione, no habré realizado correctamente mi trabajo. No hay nada que me haga más feliz que sentir la pasión de mis clientes, siento que he conseguido mucho más que una foto bonita, sino un recuerdo perenne.

 

Una vez que confirmaron su deseo de que yo fuese su fotógrafo, trabajamos mano a mano otros temas en los cuales les podía asesorar: en el vestido (por mis conocimientos en moda y contactos con ateliers); en protocolo y organización de eventos, puesto que yo estudié Protoloco e Imagen Personal, así como toda la parte de invitaciones, tarjetas y papelería. Desde ese momento mi teléfono queda totalmente abierto a los novios, y nos llamamos para asesorarnos y consultarnos dudas. Por mi parte, siempre me involucro hasta el punto que los novios estimen oportuno.

Así pues durante unos meses Paola y yo estuvimos hablando sobre múltiples temas, pero sobre todo, quería saber qué estilo de fotos querían para su boda.

Ellos vieron mis trabajos y me señalaron que tipo de fotos eran las que buscaban, me mostraron su inquietud por las cámaras, ya que eran algo que les intimidaban mucho. Les expliqué que yo hago un estilo de fotografía que se llama Fotoperiodismo donde lo importante es captar el momento sin intervenir en la escena, por tanto ellos no tendrían que verse obligados a posar. Aunque claro estas afirmaciones tenían truco, porque como relatora de una historia de amor no podía obviar ciertas fotos que serían necesarias. Por tanto otras escenas fueron propiciadas por mi, aunque ellos creo que no fueron muy conscientes¡¡

_MG_7744

Llega el día de la boda y llego horas antes a casa de los novios, lo que me ayuda a convertirme en una invitada más de la boda, de hecho es así como me han tratado en todas las bodas que he fotografiado. Y desde ese momento y hasta que los novios no lo estiman oportuno me paso horas y horas fotografiando con varias cámaras, sin subcontrataciones de fotógrafos (que nunca responderán por mi trabajo).

9B8A1703

 

9B8A2282

_B8A2164

_B8A2165-1

9B8A2189

_B8A2475

Por otro lado, también les ofrecí la opción del photocall que fue divertidísimo, nos reímos muchísimo, pasaron por él desde pequeños a grandes… para los novios es una forma bonita de agradecer a sus invitados su asistencia, de tal forma que revelaron las fotos y se  las enviaron con un mensaje personalizado.

_B8A2625

Después de 15 días aproximadamente solemos hacer la postboda, con el único objetivo de conseguir esas fotos que yo llamo poster, porque son las fotos donde la escenografía está totalmente trabajada.  Este es el resultado que habla por sí solo:

_B8A3517 copia_CharlotteOdil

_B8A3523 copia_CharlotteOdil

_B8A3541 copia_CharlotteOdil

 

_B8A3679_1_CharlotteOdil

Gracias Paola y Félix por confiar en mi y por vuestras palabras de cariño. Me gusta pensar que este trabajo es como una joya para vosotros, que perdurará en el tiempo y que conforme vayan pasando los años tendrá más y más valor.

Gracias

C.O.